Las extensiones de pestañas son una de las opciones de las que disponemos para alargar nuestras pestañas y/o aportar volumen, logrando una mirada más intensa. Se trata de la aplicación de forma manual de una o varias extensiones de pestaña por cada una de las pestañas naturales hasta completar el 100% de las pestañas medianas y largas (pues no es aconsejable colocar extensiones en pestañas que acaban de crecer, ya que estas no tienen la fuerza suficiente para sostener una extensión.

A diferencia de las pestañas postizas, las extensiones son semipermanentes (tienen una duración de alrededor de un mes). Además, las extensiones, como hemos comentado, se adhieren a la pestaña natural de forma individual. Dentro de las extensiones de pestañas, existen varios tipos de longitud, diámetro, color y curvatura. Hoy, vamos a mostrarte las diferentes técnicas que existen dentro de este mundo de las extensiones de pestañas:

Extensiones 1×1

Las extensiones 1×1 (también conocidas como “clásicas”) reciben este nombre porque el procedimiento consiste en aplicar una extensión sobre cada una de tus pestañas naturales. Con esta técnica, se consigue el tan deseado efecto rímel. Por eso, es la opción perfecta si buscas un resultado muy natural. Así mismo, hay varios diámetros disponibles, según el efecto que se busque.

Extensiones volumen 

El volumen se da cuando se colocan abanicos de pestañas, logrando dar diferentes dimensiones. Dentro de las extensiones volumen, también existen distintas opciones, dependiendo del dramatismo y el espesor que se quiera conseguir. La diferencia radica en el número de pestañas artificiales que se colocan en cada pestaña natural: dependiendo del tipo de efecto, se aplican desde 2 hasta 10 extensiones ultrafinas. Así, podemos lograr un efecto:

  • volumen light: aun siendo extensiones volumen, siguen siendo muy naturales.
  • volumen ruso: es uno de los efectos más populares, pues los resultados son espectaculares. Se consigue una gran densidad y espesor, sin renunciar a la naturalidad.
  • mega volumen: son las más atrevidas; con este efecto se consigue el máximo dramatismo.

Para la realización de todos estos tipos de efectos se utilizan pestañas ultrafinas, por lo que no se nota ningún peso, y el acabado, ya se apliquen más pelos o menos, es muy natural. Nadie notará que llevas extensiones, solo lo sabrás tú…aunque probablemente incluso se te olvide, pues no pesan nada.  

Encuentra las extensiones perfectas para ti

Como hemos visto, todos los tipos de extensiones resaltan la mirada de manera diferente. No importa que tus ojos sean grandes, pequeños, redondos, caídos… Hay cientos de combinaciones posibles dentro de las extensiones de pestañas (pues no solo hay que tener en cuenta la técnica, sino también el grosor, la curvatura…). Si quieres encontrar las extensiones perfectas para tu rostro, lo mejor es acudir a un especialista que te asesore.

En Tu Cara Bonita, contamos con un equipo de profesionales que, tras un análisis de tu rostro, te aconsejarná y te indicarán cuál es el efecto que mejor se ajusta a tu pestaña y que mejor se adapta a tus rasgos. Solo utilizamos extensiones sintéticas de gran calidad, pues son las que menos alergias provocan (menos del 1%). Visítanos en nuestro salón de belleza en Córdoba para presumir de pestañazas y de mirada.

Abrir chat