Las extensiones de pestañas son cada vez más populares y reclamadas. Y, aunque son muchas mujeres las que ya se han atrevido a lucirlas, aún son muchas las que todavía tienen serias dudas sobre ellas. Por ello, hoy queremos desmontar los falsos mitos que rodean a las extensiones de pestañas para ayudaros a dar el paso a probarlas.

5 falsos mitos sobre las extensiones de pestañas:

1. Si uso extensiones de pestañas, se caerán mis pestañas naturales. 

¡Para nada! 

Extensiones de pestañas: falsos mitos 1

Este es el falso mito más extendido sobre las extensiones de pestañas. Se cree que dañan tus pestañas naturales y que provocarán la caída de estas. Sin embargo, el proceso de las extensiones siempre lo realiza un especialista, con el fin de que tus pestañas naturales no corran ningún riesgo.

Las extensiones de pestaña se caerán y pasarás a tener la misma cantidad de pestañas que tenías antes de probar esta técnica. Te parecerá que tienes menos cantidad porque pasarás de ver las extensiones a ver, de nuevo, tus pestañas naturales.

Para evitar que las pestañas naturales se dañen es importante acudir a un centro de expertos, como Tu Cara Bonita, que te asesore y explique qué volumen, diámetro y longitud soportan tus pestañas. 

2. No puedo mojar mis extensiones.

Es importante que dejes pasar 24 horas antes de bañarte tras ponerte las extensiones para que el adhesivo se seque por completo. Tras esto, simplemente tienes que cepillarlas, al menos, dos veces al día y limpiarlas con una crema específica. 

Muchas personas creen que con la llegada del verano se acelera la caída de las extensiones de pestañas al mojarlas constantemente en el mar o la piscina. Este es otro falso mito que vamos a desmontar ya que, si las extensiones se cuidan como es debido, mojarlas no supone ningún problema.

Si sigues estos pasos, el verano no será un problema para tus extensiones de pestaña.

Extensiones de pestañas: falsos mitos 2

3. El proceso de poner las extensiones es doloroso y molesto.

La sesión completa de colocación dura entre hora y media y 2 horas, dependiendo del tipo de extensión que se escoja. Eso sí, el tratamiento es totalmente indoloro. De hecho, es tan relajante que muchas clientas se quedan dormidas en el proceso. Un motivo más para lanzarte a probarlas

4. Las extensiones provocan infecciones.

Este es otro de los mitos más extendidos. Se debe a que, en los inicios de la técnica, el material que se usaba era de origen animal. en la mayoría de los casos. Sin embargo, en Tu Cara Bonita solo utilizamos extensiones sintéticas de gran calidad. Estas son el tipo de extensiones que menos alergias provocan (menos del 1%). No trabajamos con extensiones de pestañas de visón o cualquier otro animal.

5. Las extensiones de pestañas se ven falsas o exageradas.

Extensiones de pestañas: falsos mitos 3

Este mito es falso de desmontar, ya que contamos con varios tipos de longitud, diámetro, color y curvatura y te ayudamos a elegir el modelo que mejor se adapte a tus necesidades y a tus pestañas. Además, todos se colocan siguiendo la forma de tu ojo, por lo que el resultado es muy natural, incluso en los casos de mayor volumen.

Si estás pensando en probar las extensiones de pestañas, recuerda acudir a un centro especializado, como Tu Cara Bonita, donde te estamos esperando para ayudarte a conseguir la mirada ideal y decirle adiós a la máscara de pestañas.

Abrir chat