En primer lugar, no hay que olvidar que las uñas de gel necesitan protección y cuidado. La sociedad está equivocada en cuanto a que las uñas de gel pueden aguantarlo todo, pero la exposición diaria producto químico como pueden ser los utilizados para la limpieza o el desgaste diario acabará dejando una manicura sin brillo pese a que estas presentan gran dureza. 

No hay que olvidar que requieren de un mantenimiento diario. La manera más fácil para prolongar el efecto de recién pintadas es utilizar un aceite acondicionador para tratar las cutículas.  De esta manera se conseguirá que nazca sana y fuerte, así evitamos futuros problemas. 

¿Qué hay que tener en cuenta para tener unas uñas de gel brillantes y duraderas? 

Siempre será un acierto tonos más claros, fundamentalmente si aparecen pequeñas roturas puesto que son más socorridos en el caso de imperfecciones. 

Es recomendable cada dos días aplicar un poco de top coat en las uñas para que el gel esté mejor sellado. 

Una buena idea, especialmente cuando se quiere ocultar el crecimiento de la uña, es optar por el relleno de gel entre manicuras, para así reforzar la manicura. 

Consejos que no hay que olvidar:

  • Aplica siempre base antes del esmalte, que sea transparente y siempre que se pueda con extra de vitaminas, antioxidantes y nutrientes para mejorar la flexibilidad de la uña además de regenerarla. 
  • Esmalta bien los bordes de tus uñas para que así la laca no salte con más facilidad con tan sólo un golpe.
  • Limpia tus uñas sin acetona antes de pintarlas para así retirar posibles restos de esmaltes dejando limpia la superficie de la uña y que se adhieran mejor las capas de pintura.
  • Resulta conveniente para hidratarlas y prolongar la duración del color que las uñas descansen entre esmaltados.
  • A las tres semanas después de tener tus uñas de gel, debes ir a un especialista para que decida si añadir relleno o que hacer con ellas, ya que la duración media de unas uñas de gel es de unas dos, tres o incluso cuatro semanas. 

Motivos para llevar unas uñas de gel en tus manos brillantes y duraderas

Sin lugar a dudas, el motivo fundamental por lo que tener unas uñas de gel es para lucir una manicura elegante, bonita y llamativa. 

Además si te falta alguna uña, son ideales para cubrir ese trozo que te falte y poder seguir con tus uñas arregladas y listas para cualquier ocasión. Así sustituiras esa falta hasta que te vuelva a crecer tu propia uña. 

Además aquellas personas que se muerdan las uñas, al verlas tan bonitas no le entrarán ganas de morderlas y aguantan a la tentación. 

Se pueden adaptar a la medida que desees, cortas o largas, y decorarlas de la manera que más te interese y guste. 

No es molesta su aplicación por lo que no sentirás ningún dolor al ponerlas. 

Es cierto, que para cubrir uñas frágiles y quebradizas, no son nada aconsejables. 

Y para terminar debes saber que…

Tu Cara Bonita te puede ofrecer los mejores consejos para tus uñas, y además puede hacer que luzcas una manicura increíble.En nuestras redes sociales, tanto Instagram como Facebook puedes ver más información que seguro que te resultará interesante para tu día a día. 

Abrir chat