La piel es el órgano más expuesto a todos los factores externos. Por ello es muy importante cuidarla y tratarla con delicadeza. Uno de los factores más peligrosos para la piel, es el sol. Los rayos inciden directamente en la piel de cada persona provocando, con el paso de los años, graves problemas. Es importante utilizar cremas diarias que tengan protección solar. 

El factor protección solar, indica el periodo de tiempo que una persona puede exponerse al sol con mayor tranquilidad al haber utilizado la crema. Lo que hacen las cremas de protección solar, es proteger contra los rayos ultravioletas del sol

¿Por qué usar protección solar durante todo el año?

El sol incide en nuestra piel de manera continua durante todo el año. Por este motivo, es muy recomendable usar cremas con protección solar de manera constante y rutinaria. 

La piel, sobre todo la de la cara, recibe rayos UV, por esto, está más débil y es preferible cuidarla para evitar posibles enfermedades futuras y evitar manchas del sol, arrugas prematuras, etc. 

Es importante tener en cuenta, que dependiendo del factor de protección, la crema durará un tiempo determinado. Por ello recomendamos, aplicar de nuevo cada ⅔ hr.

Diferencia entre protección solar 30 y protección solar 50

Las cremas de protección solar cuentan con unos factores (spf) que determinan de qué grado son. Una crema de spf 30, no protege menos que una de spf 50, solo protegerá durante menos tiempo. Es decir, una persona que utilice cremas de factor 30, lo único que tendrá que tener en cuenta, es que tendrá que aplicarla de manera más repetida. 

Por otro lado, no todas las cremas de protección solar valen para todo tipo de pieles. Aquí es donde reside la importancia de no dejarse llevar por los spf de cada una. Normalmente, las de factor 50 son cremas muy densas y untuosas, y no suelen beneficiar a las pieles grasas, por ello para este tipo de pieles, es recomendable utilizar otras de grado de protección más bajo y utilizarla más veces. 

Beneficios que tiene nuestra piel al usar protección sola

Como hemos mencionado anteriormente, el uso de cremas con protección solar de forma diaria aportará innumerables beneficios a nuestra piel. 

  • Retrasa el envejecimiento de la piel. El sol es uno de los grandes responsables en cuanto a envejecimiento prematuro de la piel. Por ello es fundamental protegerla de esto. Utilizando cremas solares de manera constante, evitaremos la aparición de arrugas y marcas de madurez prematuras. 
  • Evita la aparición de manchas. La piel tiene muchas proteínas que se ven afectadas por el sol, como la queratina, la elastina y el colágeno. Estas proteínas mantienen la piel lisa y sin marcas, por ello, la utilización de cremas protectoras, logrará mantener dichas proteínas y evitar manchas en nuestro rostro. 
  • Prolonga el bronceado. En temporadas estivales, cuando los rayos uva son más fuertes y pasamos más horas diarias al sol, la protección solar alargará el bronceado que tengamos de forma progresiva.
  • Hidrata la piel. Este tipo de cremas, no solo te protegerán del sol, también aportarán hidratación y luminosidad al rostro. 
  • Protege de los rayos UV. La piel tiene memoria, y es muy importante cuidarla de agentes externos como el sol. Por ello la utilización de dichas cremas, lograrán mantener tu piel segura y en mejor estado. Evitará enfermedades graves futuras causadas por el sol.

Y para terminar debes saber que…

Tu Cara Bonita siempre te ofrece consejos sobre el cuidado de tu belleza. 
En nuestras redes sociales, tanto Facebook como Instagram puedes ver información que seguro que es de tu interés.

Abrir chat